Hacer fotos por las calles de Cuba ha sido uno de los más grandes placeres que he tenido desde que voy por ahí cámara en ristre.

He intentado evitar los lugares más turísticos sin huir de ellos completamente.

Dicho de otra manera, podría estar diez días en dos o tres calles de la Habana o alguna de Trinidad no turística sin aburrirme de tirar fotos.

Ha sido un pequeño viaje por La Habana, Viñales, Cienfuegos y Trinidad.

En color. Porque había presupuesto.