El Paisaje

Hay que buscar un horizonte llano y con gran visibilidad. Debe ser un día claro y despejado, en el que el sol en su ocaso no se muestre demasiado enrojecido cerca del horizonte. Preferentemente en el otoño o invierno. Entonces, con suerte veremos un destello verde de apenas unas fracciones de segundo. El tiempo que el Sol tarda en desaparecer por completo.